El silencio que se impone

El-caso-Fritz-Bauer-6_ampliacionDoce años después del final de la II Guerra Mundial, el nazismo seguía muy vivo en Alemania. Al menos eso es lo que muestra El caso de Fritz Bauer, nueva película de Lars Kraume que inadaga en la imposibilidad de enjuiciar el pasado debido al inmovilismo del presente, ese que anula cualquier intento de hacer justicia, de reparar el daño. Fritz Bauer es el fiscal general del estado de Hessen, un hombre íntegro que trata, de manera incansable, de impartir justicia en un territorio que se niega a desenterrar su pasado más reciente. Del mismo modo, el filme pone de relieve que no es oro todo lo que reluce en Alemania y que más de una década después el gobierno alemán aún estaba dirigido por los mismos que ostentaban el poder con Hitler, muchos de los cuales eran verdugos o responsables de la deportación y posterior ejecución (y demás crímenes de guerra) de millares de judíos y  que potencialmente podían ser juzgados por ello.

foto-el-caso-fritz-bauer-13-919Con una prodigiosa ambientación de época, el film se mueve dentro de los parámetros más clásicos del género. Sin grandes ambiciones ni pretensiones desmedidas, camina sobre seguro hacia la consecución de su fin: mantener hasta el final del metraje la atención de un espectador al que se le focaliza el interés en la resolución de un caso que pone en evidencia la supuesta ejemplaridad de la Alemania de posguerra. Una época que, ya en plena Guerra Fría y con el canciller Konrad Adenauer en el poder, fue testigo de una descarnada lucha generacional que no acababa de dejar marchar el racismo y el clima viciado del momento. Una época en la que la luz no acaba de imponerse a la oscuridad en gran parte porque muchos de los culpables habían conseguido filtrarse silenciosamente en instituciones que aún poseían gran capacidad de influencia política y judicial.

EL-CASO-FRITZ-BAUER-800x509La película acierta especialmente al retratar el enfrentamiento entre un hombre que combatía contra el pasado buscando justicia, tratando de mirar hacia adelante, peleando por tratar de hacer ver a los más jóvenes que ésta era la única manera de progresar. Pues, ya se sabe, el que no conoce su historia está condenado a repetirla. Basada en un personaje histórico real y en un suceso que igualmente ocurrió, y tomándose licencias narrativas no demasiado relevantes en el resultado final -como la de incorporar personajes que no existieron como el fiscal Karl Angermann-, la historia delega gran parte del éxito de la operación en el infatigable Fritz Bauer (al que interpreta de manera soberbia Burghart Klaussner), máximo responsable de que Adolf Einchmann fuese juzgado y posteriormente ejecutado por el Mossad de Israel, único país que, varias largas después, accedió a colaborar ante las incesantes negativas del gobierno alemán y del estadounidense.

foto-el-caso-fritz-bauer-5-935Por el camino, la cinta, de estructura circular, abierta con un flashback que sirve también como escena de clausura, deja entrever la supuesta homosexualidad del fiscal general protagonista, una posible nueva licencia narrativa que no altera demasiado el conjunto final del film pero que sirve como evidencia de lo mucho que se le complicó el proceso de investigación a un hombre que tuvo que hacer la guerra por su cuenta en una Alemania que siguió penando hasta mucho después de la guerra esta condición sexual. Es en ese momento cuando la cinta decide apostar todo su valor a los hechos históricos, a un potente guion (que, junto a la de Olivier Guez, también lleva la firma Lars Kraume), y a la denuncia que pone encima de la mesa y que involucra a varios países, pero especialmente a un gobierno silenciado por las altas esferas. Un silencio compartido por tantas y tantas personas que lo mantuvieron, presumiblemente, por miedo o para conservar su inocencia y su impunidad, pero también a un más que posible efecto dominó que derrumbaría a gran parte del stablishment del momento. Una decisión que, de haber triunfado, habría mantenido a Alemania en su pasado quién sabe por cuánto tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s