Lección magistral

8f38f071e781ebd86f5e0241ccb3b9bdCon sólo 30 años, François Truffaut era una figura respetada y admirada en el mundo del cine. Con esa edad contaba únicamente con tres películas en su todavía recién iniciada filmografía, pero ya se empezaban a atisbar rasgos de estilo y propuestas de lo que posteriormente supondría un legado crucial para el devenir del cine moderno. Su etapa como crítico en la prestigiosa revista Cahiers du Cinema precedió a su carrera como cineasta. Aquella publicación, que se extiende hasta nuestros días, veneraba casi por encima de todos los demás creadores a Alfred Hitchcock, un director que contaba con un gran número de admiradores y de no pocos detractores, los cuales defendían que su cine no se alejaba demasiado del mero entretenimiento que ofrecían de manera más eficaz otros realizadores de Hollywood. La veneración por el director londinense –obsesión en palabras de algunos por la constante búsqueda de una figura paternal que le faltó desde muy pronto- nace en parte gracias al empecinamiento de un Truffaut que se afanó en colocarlo a la misma altura que realizadores ilustres como Bergman o Fellini. Con motivo de la presentación de Atrapa a un ladrón (1955), Truffaut y Claude Chabrol entrevistaron al Maestro del Suspense en la Costa Azul, y según cuentan ellos mismos, quedaron fascinados de manera irremediable con su inteligencia y su visión personal del séptimo arte. Esa admiración, con una importante carga reivindicativa, quedó registrada de manera física en un libro que recogía la conversación y las reflexiones que tuvieron lugar durante la extensa reunión de ocho días que ambos mantuvieron en Los Ángeles y que acabó convirtiéndose en un manual básico, capital, para cualquier cinéfilo: El cine según Hitchcock. Sigue leyendo

Anuncios

Retrato de la soledad

gettyimages-85115476_wide-e8e836f7ae58262efedc66eb0c6b9e5954a08da5-s900-c85Apenas cuatro años después del fallecimiento de Janis Joplin a causa de la heroína, Howard Alk estrenó Janis. The way she was (1974). Un valioso documental que todavía está considerado como uno de los mejores dentro del género musical. Quizás por la proximidad de la muerte de la artista, por respeto a su familia y a su comunidad de seguidores, el documentalista nacido en Chicago decidió no mencionar los momentos previos a su fallecimiento ni los motivos de su muerte. Janis había fallecido en algún momento de la madrugada del 4 de octubre de 1970, en el hotel Landmark Motor de Los Ángeles. Lo hizo en soledad, esa de la que tan a menudo huía pero que tan frecuentemente le acompañaba, a causa de la extrema pureza de una heroína que causó más muertes durante esos días. Conocedora como nadie de su vida de excesos y de sí misma, hacía poco que le había comunicado a su círculo más próximo que temía engrosar la lista del llamado Club de los 27, al que desgraciadamente acabaría perteneciendo. Por todo ello, y porque resulta incomprensible que solo existiese un filme dedicado a una figura legendaria como Janis Joplin, surge Janis: Little Girl Blue, nuevo largo documental que se acerca a la figura de una artista inabarcable sin obviar ningún aspecto de su vida. Sigue leyendo

Afrontar la muerte

maxresdefaultEl título del documental Al escuchar el viento responde a una idea concebida por uno de los seis protagonistas que lo componen. José Carlos ‘Blanko’, quien desde hace años padece un tumor cerebral, y tras recuperar la capacidad auditiva que había perdido a causa de la enfermedad, decide aislar los pensamientos que le martirizan escuchando el viento. Una decisión que, dice, le ha ayudado a sobrellevar una enfermedad que golpea como una bola de demolición al ánimo de los que la padecen, pero que también convierte en víctimas directas a familiares y amigos. Eso precisamente trata de abordar el film dirigido por Alfonso Palazón: cómo se sobreponen a semejante mazazo los pacientes, cómo afrontan una muerte probable, cómo conviven con una enfermedad en muchos casos incurable que puede acompañar al enfermo durante años, con la incertidumbre siempre presente. Y lo hace abriéndonos las puertas de Cudeca, una fundación de cuidados paliativos de Málaga que humaniza y dignifica la enfermedad y a los enfermos que son tratados allí. Sigue leyendo

Plata o plomo: ascenso y caída de Pablo Escobar

narcosdanieldazanetflix
Mucho se ha escrito, documentado y ficcionalizado sobre la figura de Pablo Escobar. Son innumerables los documentales, las películas, biografías y novelas realizados sobre uno de los capos de la droga más famosos de la historia. Su biografía ha sido extensamente contada, especialmente dentro de Colombia –El capo, El cartel de los sapos y la más reciente El Patrón del mal (basada a su vez en la novela La parábola de Pablo)–. Pero también fuera, como en la película protagonizada por Benicio del Toro Escobar, paraíso perdido o las novelas Pablo Escobar, ángel o demonio, Amando a Pablo, odiando a Escobar o Mi padre, escrita por su hijo. Y sin embargo, cuando ya todo parecía dicho sobre el líder del cartel de Medellín, llega Narcos y rompe la baraja. La propuesta de Netflix decide aunar dos géneros –el documental y la serie de ficción– para crear un producto único, nuevo, distinto, magnífico. Una serie que cumple con una doble función: la de aportar algo diferente a la biografía de un personaje del que se ha dicho de todo y la de conseguir suscriptores para la plataforma de streaming en Sudamérica. Sigue leyendo

Testigos y victimas

2_citizenfour
My country, my country abría una serie de documentales, trilogía posiblemente no deliberada, sobre los cambios que trajo al mundo la caída de las Torres Gemelas. Aquel documental narraba la historia real de Riyadh, médico iraquí que se presentó, en 2005, a las primeras elecciones libres celebradas en su país. Tras éste vino, en el año 2010, The Oath que cuenta la vida del guardaespaldas y uno de los conductores personales de Bin Laden, uno en Guantánamo desde 2001 y el otro el primer hombre en ser juzgado por un tribunal militar. Edward Snowden eligió a la periodista Laura Poitras para filtrar toda la información obtenida durante sus años como analista. La documentalista cierra así esta trilogía sobre el mundo post 11-S que le ha valido, entre otros, una nominación al Oscar, un Premio Excellence Award: US Documentary en el Festival de Sundance y un Oscar al mejor documental por Citizenfour. Sigue leyendo

Peligro de extinción

rodaje_paradiso_7787_622x466Dice Rafael que Cinema Paradiso es una de sus películas favoritas. Como Alfredo, el protagonista de aquella maravillosa película, Rafael es proyeccionista de cine. Un cine muy diferente al resto de salas comerciales. Un cine con encanto, tierno y tétrico al mismo tiempo, lúgubre pero peculiar, único. Un lugar en peligro de extinción que posee, como esas antiguas ruinas que un día albergaron algo, cierto poder de atracción, de curiosidad. Rafael trata diariamente de hacer de ese local un lugar más confortable y acogedor para los pocos clientes que va recibiendo y que casi semanalmente van reduciéndose en número. Acondiciona el local para hacerlo más agradable, tratando de fidelizar a la poca clientela que aún frecuenta las proyecciones, dibujando a mano los carteles, embelleciendo la entrada con plantas y regalando pequeños detalles a los clientes más incondicionales. Pero este no es un cine de pueblo, ni siquiera uno más, es el único cine que proyecta pornografía, el último reducto de las salas X de Madrid. Una suerte de refugio, de lugar común para unos cuantos que no han sabido o no han querido adaptarse a las nuevas formas de consumir pornografía.

Sigue leyendo

Pequeña gran pantalla

A3_Atlantidaed4_v2La plataforma de cine en streaming Filmin, similar a la de música Spotify, creada en 2006 aunque realmente notable desde 2010, cuenta ya con un catálogo de más de 4.000 películas. Catálogo que se incrementa día a día. La plataforma, en la que participan las principales distribuidoras españolas  lleva, desde su consolidación en 2011, celebrando el Atlántida Film Fest, festival pionero en el mundo. Fue su tercera edición la que le permitió dar el salto de calidad necesario, y la respuesta del público no se hizo esperar: más de 40.000 espectadores visionaron obras del festival desde casa. En esta cuarta edición hasta 47 películas pasarán por el festival y 11 de ellas serán estrenos absolutos en nuestro país. Cada cinta tendrá un coste de 2,95 €, aunque habrá abonos de 5 películas por 10 € y de 20 películas por 30 €. Sigue leyendo