El amor que se desvanece

INCENDIO_portada1-702x516El inicio de El incendio está cargado de un significado simbólico, aunque éste tardará en desvelarse hasta bien avanzado el metraje. Una preocupación no revelada ronda la cabeza de Lucía, impidiéndole dormir. Su novio, con el que comparte plano de apertura, duerme a pierna suelta. Algunas secuencias después Marcelo le pregunta a ella, ¿Estamos bien? Con esa cuestión, las sospechas filtradas hasta el momento por el director se confirmarán. Es evidente que no están bien, pese a que Lucía le responda afirmativamente –también dubitativamente- a la pregunta. De esta forma arranca un relato que narra durante 24 horas la jornada previa de una pareja a punto de mudarse a su nuevo hogar. Un día entero que servirá como la crónica de una muerte anunciada, o no, de una relación viciada, tóxica y nociva para los dos miembros que la componen. Una pareja que ha normalizado la convivencia entre gritos y zarandeos, que ha olvidado el significado de la tolerancia y el respeto y que hace tiempo rebasó los límites de una relación sentimental sana y próspera. Una radiografía de la vida en pareja en la que muchos se reconocerán, aunque duela. Sigue leyendo

Anuncios