Cannes apuesta por directores contrastados en la competición oficial de su 69ª edición

Cannes 2016 bannerThierry Frémaux, Delegado General del Festival de Cannes anunció esta mañana la selección oficial de filmes que participan en los diferentes apartados de la 69ª edición del certamen, que se celebrará entre los días 11 y 22 de mayo.

Como cabía esperar, no ha habido demasiados sorpresas en cuanto a la lista de directores y películas que participarán en competición oficial por la ansiada Palma de Oro. Así, repiten directores que se han convertido en clásicos en el certamen galo como el canadiense Xavier Dolan, el estadounidense Jim Jarmusch, los franceses Olivier Assayas y Alain Guiraudie, el británico Ken Loach, el holandés Paul Verhoeven o los hermanos belgas Jean Pierre y Luc Dardenne. Sigue leyendo

Gritos pasionales

MON_ROI_StillConvaleciente por una grave lesión de rodilla, Tony (Emmanuelle Bercot) se recupera -no sólo física, también anímicamente tras una relación tormentosa- en una clínica de rehabilitación cerca de alguna región indeterminada de la costa francesa. Allí recuerda su pasado más cercano, los inicios y el desarrollo de esa relación pasional que pronto se tornará convulsa, ilógica y catastrófica; el posterior crecimiento de su hijo fruto de ese matrimonio y las motivaciones que provocaron la ruptura. Vista con la perspectiva que solo proporciona el tiempo, Tony se da cuenta -al espectador le vale con apenas un flashback de los muchos que emplea la narración- de que se trataba de una relación tóxica y destructiva en todos los aspectos.  No se reconoce a sí misma en la persona que fue apenas un lustro atrás, ni entiende las motivaciones que le llevaron a permanecer tanto tiempo junto a un hombre (auto)destructivo, con el que sufrió y del que llegó a sentir una dependencia difícilmente comprensible para el observa la relación desde fuera. Sigue leyendo

Cicatrices familiares

uchi49daa1c266384b34e0c0b81decbe4e17La preocupación de Kore-eda por las relaciones familiares no es nueva. Podría decirse incluso que es una de las mayores constantes de su cine. Ya en Maborosi (Maboroshi no hikari, 1995) indagaba en las tribulaciones que ocasionaban a una mujer la muerte de su esposo. También en Nadie sabe (Dare mo shiranai, 2004), posiblemente su mejor film hasta la fecha, el director japonés ponía sobre la mesa los problemas que afrontan los hijos por los desmanes provocados por sus progenitores. En De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru 2013), última película del cineasta nipón, exploraba las dificultades a las que se enfrenta una familia al descubrir, años después de su nacimiento, que el hijo que han estado cuidando no es su hijo, pues fue cambiado por error en el hospital. Así llegamos hasta su nueva creación, Nuestra hermana pequeña, cinta que continúa la senda marcada por Nadie sabe. En ella se narra la vida de tres hermanas que fueron abandonadas por sus padres. En el funeral de su progenitor, conocen a una hermanastra pequeña fruto del nuevo matrimonio de su padre con otra mujer. La niña acabará accediendo a vivir con ellas a una pequeña localidad costera. Igual que en Nadie sabe, los errores pretéritos de los padres tendrán consecuencias directas en las vidas de sus hijos.  Sigue leyendo

Una disyuntiva moral

553a0e85b8062La situación de crisis económica a nivel mundial ha supuesto una ocasión posiblemente única para el cine que sorprendentemente no se ha visto reflejada en una gran cantidad de películas. El cine francés es uno de los que mejor ha sabido aprovechar una temática fácilmente identificable por la gran mayoría de espectadores mediante historias que explican cómo y por qué se llegó hasta este punto. Obras como El capital (Costa-Gravras, 2012) se acercaban a los antecedentes. Otras hablaron de las secuelas que este devastador suceso ha dejado a su paso, como la producción belga dirigida por los hermanos Dardenne, Dos días, una noche (2014). Aquella película planteaba un dilema moral como consecuencia de un inminente despido de trabajo: los trabajadores de una pequeña empresa debían elegir entre cobrar un plus a final de año o renunciar a él para que una compañera mantuviese su puesto. Durante un fin de semana, la protagonista del filme debía intentar convencer a sus colegas de que la solidaridad debía primar sobre el dinero. Todos, en mayor o menor medida, tenían sus razones para aceptar o no esa petición. Sigue leyendo

Huida hacia la decepción

DHEEPAN_Still
¿Qué historias hay detrás de los inmigrantes, refugiados y desplazados que mes a mes y un día tras otro, de forma incesante, llegan a Europa? ¿A qué nivel de desesperación ha llegado el ser humano para embarcarse en un viaje incierto en busca de una supuesta vida mejor? ¿Cómo hemos podido provocar un nivel de desigualdad tal que las condiciones políticas y socioeconómicas obliguen a millones de personas a desplazarse miles de kilómetros desde África, Asia, Oriente Próximo y América Latina al llamado Primer Mundo? ¿Por qué arrojamos a esa absoluta incertidumbre que es la emigración a pie o en embarcaciones precarias a individuos que huyen de la guerra a los que se les niega su condición de refugiados que recoge la carta fundacional de Naciones Unidas? Una vez superada la odisea geográfica, asentados en su destino, ¿Cómo se adaptan, cómo superan las barreras idiomáticas, culturales, raciales, económicas…? Sigue leyendo

Poesía visual

AssassinCover-1920x1080
La extensa filmografía del veterano director taiwanés Hou Hsiao-Hsien ha retratado a la comunidad de su país y a la China del siglo XX mostrando la influencia y el peso que la nación ejerce sobre el individuo o sobre un grupo particular de población, componiendo así un mapa fílmico que radiografía la historia reciente y que ha dado como resultado el país que conforman actualmente. Filmes magistrales como Ciudad doliente (1989), —primera parte de la trilogía de la historia de Taiwán, que se revela como un drama minimalista que evidencia la conflictividad y las desdichas de una familia asolada por la llegada de los nacionalistas chinos tras la Segunda Guerra Mundial— sirven como contextualización de los conflictos previos de la china posmoderna. O Polvo en el viento (1986), que retrata la realidad de las zonas rurales y mineras del país a través de una historia de amor imposible. O también, con un simbólico homenaje a uno de sus mayores referentes, Yasujiro Ozu, en Café Lumière (2004), donde se embarca en un poético viaje a la pureza del cine y en el que señala directamente al maestro japonés en una clara reivindicación del cine asiático. Siempre con el preciosismo formal como seña de identidad, un excepcional tratamiento del color y una fotografía abrumadora, el director taiwanés ha elaborado una filmografía trufada de pequeñas joyas que ha tocado casi todos los palos y a la que sólo le faltaba una película de género genuinamente propio de la cultura china: el wu xia. Sigue leyendo

Crímenes racionales

Irrational-Man
Salvo sorpresa poco habitual, el cine de Woody Allen ha dejado de ser excepcional. Atrás quedaron películas irrepetibles como Delitos y faltas, El sueño de Casandra, Hanna y sus hermanas, Manhattan, La rosa púrpura del Cairo, Annie Hall o Stardust Memories, entre otras. Es normal. Su prolífica carrera- hablamos de su película número 45- ha girado siempre o casi siempre en torno a una serie de temas, obsesiones autobiográficas, recurrentes para él, a saber, el sexo, la muerte, la religión, la psique humana o el arte, la mayoría de las veces, apoyando su discurso en reflexiones sobre la complejidad de la vida en pareja. Echando la vista atrás, podría decirse que son tres las películas de la última década del realizador de Brooklyn realmente destacables: Match Point, Medianoche en Paris y Blue Jasmine.

Sigue leyendo