Un trozo de vida

 olive-kitteredge
La eclosión de las series en la llamada Tercera Edad de Oro de la Televisión trajo consigo, especialmente en los canales en abierto, temporada largas, de entre 20 y 24 capítulos. Las comedias, con capítulos de menor duración, sí han mantenido esa extensión, no así los dramas, salvo rarezas como The Good Wife. Resulta excepcional encontrar series que abarquen toda la temporada televisiva –de octubre a mayo–, siendo lo normal las temporadas que oscilan entre los 10 y los 13 episodios. Sin embargo, Inglaterra fue pionera, como en tantas otras cosas, en incorporar el concepto de miniserie (serie evento lo llaman en Estados Unidos), un nuevo formato que incluye temporadas cortas, normalmente autoconclusivas, que consiguen generar mayor expectación entre el público y que no suelen alargarse excesivamente. Son series con una intención más allá de la económica, que valoran la calidad del producto, que quieren hacer buena televisión. Puro HBO. Sigue leyendo

Anuncios