El silencio que se impone

El-caso-Fritz-Bauer-6_ampliacionDoce años después del final de la II Guerra Mundial, el nazismo seguía muy vivo en Alemania. Al menos eso es lo que muestra El caso de Fritz Bauer, nueva película de Lars Kraume que inadaga en la imposibilidad de enjuiciar el pasado debido al inmovilismo del presente, ese que anula cualquier intento de hacer justicia, de reparar el daño. Fritz Bauer es el fiscal general del estado de Hessen, un hombre íntegro que trata, de manera incansable, de impartir justicia en un territorio que se niega a desenterrar su pasado más reciente. Del mismo modo, el filme pone de relieve que no es oro todo lo que reluce en Alemania y que más de una década después el gobierno alemán aún estaba dirigido por los mismos que ostentaban el poder con Hitler, muchos de los cuales eran verdugos o responsables de la deportación y posterior ejecución (y demás crímenes de guerra) de millares de judíos y  que potencialmente podían ser juzgados por ello. Sigue leyendo

La banalidad de Egoyan

Remember-01El inicio de El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte contiene una de las frases más famosas de Karl Marx, o al menos una de las más utilizadas: “La historia se repite dos veces, la primera como tragedia y la segunda como farsa”. Algo de esa sentencia hay en Remember, el nuevo trabajo de Atom Egoyan . Se trata de una historia de venganza entre dos judíos ancianos que planean matar a un tercero que allá por los años 40 mató a su familia en Auschwitz. El asesino potencial es Nev (Christopher Plummer), un octogenario con demencia que acaba de perder a su anciana esposa. Su compañero de fatigas en el asilo (Martin Landau), incapacitado por la inmovilidad que le ata a una silla de ruedas, le entrega una carta que funciona como hoja de ruta de su senil amigo, y en la que se incluye el plan que trazaron antes de que falleciera su esposa. Debe encontrar y acabar con la vida de un tal Rudy Kurlander, que así se llama el antiguo nazi del que, según los registros, se cree aún existen cuatro vivos entre Estados Unidos y Canadá. Sigue leyendo

Sugerir el horror

HIJODESAULFTGRMDijo Theodor Adorno en 1951, una vez acabada la II Guerra Mundial, y cuando ya se sabía todo lo que ocurría en aquellos infames campos de exterminio, que no era posible hacer poesía después de Auschwitz. A su lado se posicionó el documentalista Claud Lauzmann, director de la mastodóntica Shoah, obra maestra sobre el Holocausto, cuando aseguró que ese tema no se podía representar desde la ficción, que todo intento por reconstruirlo era estéril. Desde que Alain Resnais, en 1955, llevase a cabo Noche y niebla, el cine y las demás artes se han afanado en tratar de contradecir a Lauzmann, en demostrar que es precisamente el arte el mejor vehículo para mostrar el horror y la magnitud de lo ocurrido. Con innegables claroscuros, los autores de grandes obras sobre los campos de exterminio han acabado por quitar la razón a Lauzmann y a Adorno, pues numerosos trabajos han retratado de forma brillante lo que Adolf Einchman vino en llamar “la solución final a la cuestión judía”. La última prueba de ello es El hijo de Saúl, de László Nemes, película que vuelve a poner en el centro mismo del debate la cuestión de qué se puede y qué no representar sobre la Shoah. Sigue leyendo